ERNESTO CALVO – CREDO

Doce horas en un día cualquiera de una mujer aburrida. Para eludir el aburrimiento y la soledad, todos los días crea una ceremonia que avanza lentamente por el tiempo; dando paso a la aparición del dolor, del sufrimiento, de la violencia y del desamparo, que narra a una pareja ausente.
Tal vez hoy es la última ceremonia.
Credo no es exclusivamente un texto sobre la mujer, aunque esta sea la protagonista, es sobre todo una muestra de la necesidad que tenemos del otro y también de su necesaria eliminación para realizarnos como individuos, siendo en definitiva una condición de la existencia.