CONCHA VELASCO

Juana de Castilla. Una mujer, una reina destrozada emocionalmente por sus grandes contradicciones, por su rebeldía, por su fuerte personalidad y por un enorme desequilibrio afectivo que cristaliza en ese paseo por el amor y la muerte que es su matrimonio con Felipe de Habsburgo. Y Concha Velasco llenando de vida un personaje que parece hecho a su medida.

Gerardo Vera

Hay figuras históricas por las que se sienten especialmente atraídos los creadores de ficción, sus vidas son recreadas una vez tras otra y en esta reiteración se van esculpiendo unos personajes ya de dudosa semejanzas con el referente original. Esto le ha sucedido a Juana de Castilla, modelada en el romanticismo como esa loca de amor que todos conocemos. Una enajenación que, si bien responde a unos hechos comprobados, ha solapado otros muchos aspectos que dan cuenta de una personalidad mucho más compleja en la hija de los Reyes Católicos.
… Mi principal propósito como dramaturgo ha sido crear un personaje poliédrico, sensible y perspicaz decidido a sobrevivir el infortunio haciéndose fuerte en los infranqueables dominios de la irrealidad y la imaginación. Un sueño felizmente cumplido por obra y gracia de una artista excepcional, Concha Velasco, reina y señora de esa balsámica conmoción que conocemos como Teatro.

Ernesto Caballero

“Juana la Cuerda lo cuenta todo”. Humanísima y comunicativa, Concha Velasco borda el rol de Juana I de Castilla, escrito a su medida por Ernesto Caballero y dirigido con esmero por Gerardo Vera
Marcos Ordoñez. El País
 
Reina Juana: Concha Velasco
Director de escena: Gerardo Vera
Autor: Ernesto Caballero
Escenografía: Alejandro Andújar
Gerardo Vera
Iluminación: Juanjo Llorens
Vestuario: Alejandro Andújar
Audiovisuales: Álvaro Luna
Diseño de sonido: Raúl Bustillo
Ayte. de dirección: José Luis Collado
Ayte. de escenografía: Laura Ordás Amor
Fotografía: Sergio Parra
Comunicación: Ángel Galán
Contrucción escenografía: Mambo & Sfumato
Realización vestuario: María Calderón y Ángel Domingo
Promotor: Juanjo Seoane
Un producción de Grupo Marquina – Siempre Teatro