Semántica legendaria: ¿quién dijo que jugar al Trivial es trivial?

El lugar donde concurrían tres calles era nombrado en latín clásico como trivium. Estos cruces, -es decir, en estos trivia– eran lugares habituales y ordinarios de encuentro, de charla, de descanso… de todo tipo de transeúntes y viajeros. Y tan habituales, ordinarios, normales y vulgares eran que su denominación derivó en el adjetivo latino trivialis.

En español el término “trivial”, como bien recuerda la RAE, define como aquello “que no sobresale de lo ordinario y común”.



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.