Semántica legendaria: ¿qué tienen que ver las ovejas con las ovaciones?

En la antigua Roma, un “triunfo” era el desfile con el que se premiaba a quien conseguía una determinada “victoria”. En el cortejo desfilaban autoridades, sacerdotes, músicos… Había “triunfos mayores” y “triunfos menores”. En los “mayores”, el vencedor entraba en Roma en un carro y en su honor se sacrificaba un toro. En los “menores”, el vencedor entraba a caballo o a pie y se sacrificaba una oveja. Una ovis. De ahí el significado de “ovación”, que para la RAE es una: «Aplauso ruidoso que colectivamente se tributa a alguien o algo».



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.