Semántica legendaria: ¡manda aguacates!

Los aguacates, en el árbol, cuelgan de dos en dos y ofrecen una imagen que tiene un gran parecido a los testículos masculinos humanos. De hecho, la palabra aguacate deriva de ahuacatl, que en lengua mexicana indígena significa “testículo”.

Además de estar realmente sabroso, el “aguacate”, para la RAE es el “fruto comestible del árbol de igual nombre, americano, de la familia de las lauráceas, de ocho a diez metros de altura, con hojas alternas, coriáceas, siempre verdes y flores dioicas”.



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.