Grafías… ¡¡peligrosamente similares!!

El “refresco lingüístico” de hoy abunda en el tema de las palabras con “grafías” peligrosamente similares… Y, por cierto, los verbos abocar y avocar son de ésas…

La acepción más recurrente de abocar es “hallarse en disposición, peligro o esperanza de algo”:

Este estilo de vida está abocado a desaparecer.

Por su parte, avocar sólo admite una acepción: “Dicho de una autoridad gubernativa o judicial: atraer a sí la resolución de un asunto o causa cuya decisión correspondería a un órgano inferior”. Es un término claramente jurídico y, además, es un verbo transitivo y no pronominal.

El Gobierno de la nación avocó la convocatoria de elecciones autonómicas.

 

¡¡Feliz día!!

 



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.