¿Excusamos nuestra asistencia o nuestra ausencia?

Cuando estamos citados a una reunión o estamos invitados a un acto y no podemos asistir, lo educado es avisar de esta circunstancia y… ¿excusar nuestra asistencia o excusar nuestra ausencia?

Pues bien. Lo correcto es excusar nuestra asistencia; o excusarnos por nuestra ausencia.

            Excusé mi asistencia y aproveché para hacer otras cosas.

            Me excusé por mi ausencia y aproveché para hacer otras cosas.

 

No obstante (y no queráis saber por qué), la Academia dice que excusar la ausencia también es correcto siempre que se aporten las razones por las que no se puede asistir…

Pedro excusó su ausencia por motivos de salud.

 



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.