En el español escrito, sucumbimos a menudo al engolamiento que se presupone a las buenas maneras en redacción… Y a veces, echamos mano de herramientas poco…, digamos…, correctas. Por ejemplo: el gerundio verbal utilizado con valor de 'posteridad'. Entré en el aula, ocupando un asiento en...

El gerundio es un tiempo verbal que indica simultaneidad, pero no posterioridad. Por lo tanto no es correcto decir cosas como:   El portero cerró la puerta, señalándonos el camino hacia la escalera.             El portero cerró la puerta y nos señaló el camino hacia la escalera. La mujer...

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.