Entretanto, protagonista de nuestro refresco lingüístico

Dedicamos este “refresco” a una palabra que tendemos a transcribir convertida “en dos”. Nos referimos a entretanto, que unas veces actúa como adverbio –sinónimo de mientras – y otras lo hace como sustantivo –sinónimo de ínterin–.

Voy al mercado y entretanto tú puedes recoger la cocina.

El jefe está reunido y en este entretanto aprovecharé para hacer unas llamadas.

A menudo, en el caso de su uso adverbial, la veremos en formato “locución” –entre tanto–, pero no es ni aconsejable, ni elegante…



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.