Se cuenta que en cierta ocasión en que la emperatriz María Antonieta (Marie Antoinette) se sintió indispuesta (malade), sus doncellas le prepararon una compota de fruta para que se recuperara. ¿Un dulce remedio para la salud de Marie-malade? Quién sabe. Desde luego, la RAE define...

“No trabajo, no escribo, no viajo, no cazo (…)”. Así me escribía Miguel Delibes en su primera carta de 25 de febrero de 2002. Andaba yo por entonces preparando la tesis doctoral sobre su lenguaje rural. Necesitaba de su ayuda con algunas palabras. Me había...

Mi primer recuerdo de Delibes está unido a su libro El camino, que cayó en mis manos cuando era adolescente y, desde entonces, me ha acompañado. Después vinieron otras. Recuerdo las emociones vividas en el encuentro con Cinco horas con Mario, El príncipe destronado, La...

La palabra jamás es un adverbio de tiempo que se utiliza en frases negativas, incluso con doble negación.   No volveré a hablarte jamás. No volveré a hablarte nunca jamás.   Esta es la norma, pero es cierto que también utilizamos jamás en expresiones afirmativas (un tanto “paradójicas”, por cierto),...

Mis padres estudiaron Comercio en la calle de la Estación, en Valladolid, donde Delibes era profesor. Así que en la orla de ambos, allí está él. Mi madre era una gran lectora y desde su paso por la escuela, una gran admiradora de su “querido...

Pues le admiraba desde hace años. Lector de su obra en mi Sevilla natal, admiraba sus libros ajenos al mundo de la caza y en especial, Mi idolatrado hijo Sisí, . La vida me trajo a Valladolid y a trabajar en la zona de la...

[…]  Cuando tenía trece o catorce años, en el colegio nos mandaron leer un libro titulado Mi idolatrado hijo Sisí. Estaba escrito por un tal Miguel Delibes, del que yo aún no había oído hablar. Enseguida me fui sumergiendo en sus páginas, dejando que el...

Buenas tardes. A D. Miguel, además de verle en alguna ocasión paseando por la zona de El Campo Grande, en el año 1985 participé en la renovación del padrón de Valladolid, y tuve la suerte de realizar el de su domicilio. Me atendió su hija...

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.