A finales de noviembre de 1981, yo compatibilizaba mis estudios de Medicina con un trabajo nocturno como celador de Urgencias, en el Hospital Clínico de Valladolid. En la planta décima estaba aquellos días ingresado el gran pintor y dibujante Art Deco vallisoletano Eduardo García Benito,...

Conocí a Miguel Delibes a través de mi abuelo Francisco García López, conocido después en la ciudad de Valladolid como el guitarrista Paco, el minero. Estudió en la Escuela de Comercio y para él, don Miguel no era más que un simple mentor de lecciones...

Allá por el año 1967 tenía yo 23 años y estaba en el bar “La Taquita” de Valdestillas (Valladolid), cerca de la estación, en una tarde otoñal de domingo, esperando a mi novia. Eran las cinco de la tarde y estaba charlando con el “Tío...

Hay quien hace chistes con contenidos como el de este “refresco”… Pero no es en absoluto baladí. La colocación del adverbio de negación no dentro de una frase (antes o después del verbo) no es casual ni arbitraria; y puede determinar diferencias en el significado de...

Mis hermanos y yo conocimos a Miguel Delibes […] a finales de los años 70 gracias al trabajo de mi padre, Luis Valle Olivares, […] quien, además de su trabajo como encargado de un almacén, trabajaba en casa, transcribiendo a máquina, primero manual y luego...

Si buscamos un origen estrictamente etimológico para la palabra “utopía”, nos sorprenderá comprobar que no lo tiene. El término “utopía” lo inventó el filósofo Tomás Moro en 1516 y es el nombre de la isla que el autor describe en su obra más importante. En la...

No recuerdo muy bien cuándo, pero recuerdo verle por la calles de Valladolid con su cazadora y su gorra. Para mí era un gran orgullo como vallisoletana. En mis años de asidua a la Seminci, en que aprovechaba las mañanas para ver cine diferente del que...

La cafetería Sofraga ocupa una parte de lo que fue el palacio de los Águila, recio edificio de sillería que se embute al lienzo de la muralla.   Se suele resaltar -de la ciudad de Ávila- su misticismo, su recogimiento, su introversión. Esto es solo una realidad literaria; la...

Era una mañana fría del invierno salmantino. Un servidor, entonces estudiante de Filología Románica, caminaba por la calle “la Rúa” camino de Anaya, cuando, al torcer por la puerta de la iglesia de San Sebastián, vi por primera vez al hombre que habría, indirectamente, de...

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Más información sobre las cookies de este sitio web.