Enclaves de Valladolid capital como la calle Santiago, el parque del Mediodía o el barrio Villa del Prado son los escenarios de la colección de cortos ‘Todo se rompe’, fruto de la colaboración entre las productoras locales Plan Secreto y Visual Creative. El grueso del equipo de rodaje, aseguran los impulsores del proyecto, es vallisoletano; desde los directores hasta los actores y los técnicos.

‘Todo se rompe’, que se estrenará en Internet, está compuesto por cinco cortometrajes, de una duración aproximada de medio minuto por pieza. El título de la compilación es, a su vez, hilo conductor de esta historia de momentos de desavenencia y desunión narrados desde diversos puntos de vista.

La primera grabación, ‘Interferencia’, dirigida por Pablo García Sanz y protagonizada por Paula Sanz, se centra en las nuevas tecnologías y los problemas de comunicación que pueden derivar de su mal uso, con un discurso que se asemeja al cine fantástico. El siguiente corto, ‘Ruptura’, de Jaime Alonso de Linaje, retrata el proceso de separación de una pareja -interpretada por María Arnáiz y Rubén Ajo- con tintes de humor negro.

En ‘Mensaje Recibido’, el realizador Víctor Hugo Caballero aborda la temática de las nuevas relaciones surgidas en las redes sociales; con Sandra Velázquez y Blanca Izquiero en los papeles protagonistas.

Las relaciones románticas son, igualmente, tema principal en los dos últimos cortometrajes de ‘Todo se rompe’. ‘Sinopsis’, de Pedro del Río, se aproxima al  vínculo de la pareja con una apuesta por la narración experimental basada en los planos cortos y en el juego con el montaje. Por último, la croata afincada en Valladolid Jelena Dragas, se apoya en los actores Carmen Becares y Rafael López para relatar un drama en ‘En esta ciudad no hay sitio’.

Noticias Relacionadas