TEATRO

DANZA CONTEMPORÁNEA

LA VERONAL

SIENA

Dirección:Marcos Morau

Coreografía:Marcos Morau en colaboración con los intérpretes

Texto y dramaturgia:Pablo Gisbert – El Conde de Torrefiel

Intérpretes:Lautaro Reyes, Laia Duran, Cristina Facco, Cristina Goñi, Anna Hierro, Ariadna Montfort, Lorena Nogal, Manuel Rodríguez,  Marina Rodríguez y Sau-Ching Wong

Asistente de dirección:Tanya Beyler

Profesora:Cristina Facco

Espacio y diseño de iluminación:La Veronal y Enric Planas

Fotografía:Jesús Robisco, Edu Pérez y Quevieneelcoco

Coproducido por:Mercat de les Flors (Barcelona) y Hellerau (Dresde, Alemania). En colaboración con Modul-Dance, El Graner, La Caldera, Centro de Artes Performativas do Algarve (Faro, Portugal), Duncan Dance Center (Atenas, Grecia), Dance Ireland (Dublín, Irlanda).

Creado en el marco del proyecto europeo Modul-Dance, con el soporte del Programa Cultural de la Unión Europea

 

 

En la sala de un museo hay una mujer sentada que observa un cuadro. Cerca de la puerta hay un hombre de pie observando la escena. Este es el punto de partida del proyecto de La Veronal, que se desplaza hasta la ciudad italiana de Siena para iniciar una reflexión sobre la idea del cuerpo humano. Este representa y ha representado el pasar de los siglos, y el arte se ha comprometido con la materia humana de tantas formas como ha creído conveniente al tiempo que los artistas se han aprovechado del cuerpo como contenedor y proyector de significantes.

La pieza se sumerge en una aproximación a la historia del arte italiano, en un recorrido que se inicia en el Renacimiento, momento en que el ser humano retoma la conciencia de sí mismo, y llega hasta el mundo contemporáneo.

Siena se pierde en ese camino para llevarnos a un espacio atemporal y extraño en un juego de Écfrasis, la representación verbal de una representación visual real o ficticia. Allí se mezclan el cuerpo representado y el cuerpo real, el cuerpo muerto y el cuerpo vivo, obligando a detenernos un instante para descifrar cada uno de ellos. Un espacio en el que se mezclan memoria e imaginación y el cuerpo como objeto, su aspecto, su fragilidad, su mortalidad y la contraposición del cuerpo como individuo frente a la masa.

Siena es la necesidad constante y absoluta del ser humano de contemplar al propio ser humano. Observarlo, reconocer sus formas, sus acciones, su presencia porque, después de todo, Siena es la voluntad de querer observarlo eternamente hasta confundirlo.

Este nuevo trabajo sigue apoyándose en referentes de otras disciplinar artísticas como el cine y la literatura. En este sentido, la obra de Pasolini tan vinculada a lo humano será también inspiración para construir un ensayo perturbador sobre la centralidad del cuerpo en escena, algo a lo que también contriuirá el verbo de El Conde de Torrefiel, habitual colaborador de La Veronal.

www.laveronal.com

 

14

SáBADO

abril


20:30

SALA CONCHA VELASCO

DURACIÓN: 60 min.

PAÍS: España

PRECIO: 15 €