Un ‘refresco’ que (*) tener en cuenta…

No se dice tal es así, sino tan es así.

          Las pruebas han sido un éxito; tal es así que se espera que el invento se comercialice en unos meses.

          Las pruebas han sido un éxito; tan es así que se espera que el invento se comercialice en unos meses.

Tan –apócope de tanto– es un adverbio de cantidad. Y en la expresión de la que estamos hablando –tan es así frente a tal es así– de lo que se trata es de matizar cuantitativamente el ‘así’, es decir: el ‘cuánto’ del ‘éxito’. En este caso: ‘mucho’ éxito.

(*) Obsérvese la forma ‘que tener en cuenta’ y no ‘a tener en cuenta’, que es un galicismo indeseable…