Mañana, 21 de febrero de 2017, se cumplen 200 años del nacimiento de José Zorrilla en la calle de la Ceniza (hoy calle de Fray Luis de Granada) de Valladolid. Aquel niño nació sietemesino y hubo de ser bautizado de urgencia con el agua de socorro, bajo la alarmada mirada de sus padres, don José y doña Nicomedes; su tío canónigo, Zoilo Moral; y las sirvientas Bibiana y Dorotea. La leyenda dice que, cuando se produjo el feliz alumbramiento, un pájaro de vistoso plumaje se posó en las tapias del jardín de la casa familiar, como queriendo anunciar que el recién nacido llegaba no con un pan sino con una lira bajo el brazo.

– · –

¿Quién ha dicho que nuestros refrescos no pueden ser, de vez en cuando, puro divertimento? Pues para muestra, un botón. A ver quién adivina qué particularidad tiene la palabra centrifugados. ¡Eso es! Que ninguna de sus trece letras se repite

hh

jj