El pasado fin de semana, días 25 y 26 de febrero, el Campo Grande Valladolid sirvió como escenario para una teatralización muy especial: la de ‘Recuerdos de Valladolid’, una de las leyendas escritas por José Zorrilla, propuesta que se enmarca en los actos programados por el Ayuntamiento de Valladolid para conmemorar el bicentenario del nacimiento del poeta y dramaturgo. La compañía Azar Teatro fue la encargada de llevarla a cabo. Precisamente, la trama tiene lugar en el gran parque de la ciudad, como se indica en varios de los versos que forman la obra: «A un lado del Campo Grande, / en un balconcillo estrecho, / el codo en el antepecho, / sobre la mano la sien, / un austero capuchino / el campo está contemplando, / la baja tierra mirando / con religioso desdén».

hh

kk

‘Recuerdos de Valladolid’ es una de las obras del autor vallisoletano que nos recomienda Paz Altés, directora de la Casa-Museo Zorrilla, «una leyenda de obligado cumplimiento»«Él es mucho más que Tenorio», comenta, «y el bicenteneario de su nacimiento es un momento propicio para redescubrir algunas de sus obras, ciertamente olvidadas». ¡Tomad nota!

– una obra de teatro, de dramaturgia: ‘Traidor, inconfeso y mártir’

– un divertimento: el poema deLos gnomos de la Alhambra’

– poesías de increíble musicalidad: las ‘Orientales’

– un parlamento de gran ingenio y actualidad: ‘La ignorancia’, que  no tiene desperdicio por su agudeza y su jocosidad (a Paz le ha salido un ripio… ¡este año todo es poesía).  «[…] El que no sabe leer no adquiere ideas, / piensa con las que ya le han imbuido. / ¿Quiénes? Probablemente los que quieran explotarle / o hacérsele propicio; / y si Eva engañó a Adán, y estaban solos, / y habitaban aún el Paraíso, / ¿qué harán en nuestros pueblos ignorantes/ la audacia, la ambición y el fanatismo? […]».

De propina y por descontado, la propia autobiografía de Zorrilla, una auténtica novela de aventuras: ‘Recuerdos del tiempo viejo’.