Los errores lingüísticos calan con mucha facilidad en el saber colectivo y, cuando esto pasa, nos hacemos a ellos y terminamos por ni siquiera notarlos… Así, cuando oímos por la radio que “… los tres incendios de las Alpujarras evolucionan favorablemente…”, a nadie se le ocurre entender que los bomberos están ayudando a propagar las llamas, aunque eso sea exactamente lo que nos estén contando…

¿Cierto?