Melba Cantera Olivar y Pablo Macías Casado fueron primer y segundo finalista, respectivamente, con sendos relatos sin título

 

El V Concurso de Literatura Exprés Casa de Zorrilla-Culturatic celebró ayer noche su segunda y última jornada, en la que se pudo conocer que Javier Casado Alonso se proclamaba vencedor de la edición de 2016 de un certamen que recupera los viejos usos del escritor: enfrentarse a un tema con los folios en blanco, un bolígrafo en la mano, diccionarios y obras de referencia como material de consulta, y su imaginación y talento como armas. En esta ocasión, el ganador se jugaba el primer puesto con Melba Cantera Olivar y Pablo Macías Casado, los otros dos finalistas. Óscar Mena Aparicio, CEO de Culturatic, fue el encargado de entregar los premios.

Un total de 46 participantes concurrieron en la quinta edición del concurso, que se celebró, como suele ser habitual, en la noche del Día del Libro. Como novedad, este año fue la propia Casa de José Zorrilla el espacio en el que los escritores lucharon por pensar una historia y escribirla en apenas tres horas y media, bajo el tema ‘El rufián viudo”‘, elegido por sorteo entre otros 10 posibles, momentos antes de comenzar a escribir.

Un jurado selecciona, entre todos los participantes, a los tres finalistas. Los tres relatos se leen en una sesión pública, la celebrada ayer, y los propios escritores y el público que lo desee votan al ganador. El actor Jesús Cirbián, colaborador habitual del concurso, fue el encargado de poner voz a los relatos. Una vez leídos los tres, los asistentes decidieron que la historia ‘El indiano’ de Javier Casado era la merecedora del premio, un e-reader, un lote de libros, un pase anual para el Museo Patio Herreriano y dos entradas para cualquier espectáculo del LAVA de la próxima temporada.

En segundo y tercer puesto, respectivamente, quedaron Melba Cantera Olivar y Pablo Macías Casado, ambos con un cuento sin título, que recibieron también un lote de libros, un pase anual para el Patio Herreriano y dos entradas para el LAVA. Además, todos los escritores presentes o representados por otra persona participaron en el sorteo de un segundo lector de libros electrónicos. Adicionalmente, y aunque no figuraba previsto en las bases, La Casa de Zorrilla y Culturatic, organizadores del concurso, decidieron regalar libros también al participante más joven, un chico de 19 años, y a la más mayor, una mujer de 79. Sin duda, la concurrencia de personas de todas las edades en esta propuesta literaria es una de las características que más aprecian los organizadores.