Si 2015 lo despedimos con un ‘refresco lingüístico’, hemos querido empezar 2016 con otro, esta vez con las comas como protagonistas.

Cuando se utiliza la conjunción pero antes de una oración interrogativa o exclamativa no se escribe coma después de dicha conjunción:

Pero ¿qué dices?

Pero ¡no digas tonterías!

 

En cambio sí se escribe, obligatoriamente, coma después de cualquier vocativo.

            Oye, María

            ¡Hola, Paco!

            Mil gracias, amigo.