Siguiendo con las preposiciones de las que os hablábamos hace poco, ahora intentaremos “desmontar” alguna de las cosas que tenemos mal aprendidas sobre ellas… Aquí van unos ejemplos:

 

  •  No es cierto que no se puedan utilizar dos preposiciones seguidas…

Salgo ahora y voy a por ti.

De entre todos, te elijo a ti. 

 

  • A veces es necesario transcribir la misma preposición dos veces seguidas…

 No me di cuenta de de dónde provenía aquel ruido.

Me refiero a a cuántos engañó.

 

  • Se dice discrepar de y no discrepar con

Lamento decirle que discrepo de Ud.

Lamento decirle que discrepo con Ud.

 

  • A nivel de es un galicismo (au niveau de), incorrecto en español….

A nivel de conocimientos, no tengo qué envidiarle.

En lo que respecta a conocimientos, no tengo qué envidiarle.

 

¡Feliz y “refrescante” 2016!