Pocas y graves eran las causas para iniciar un viaje antes del siglo XIX. A lo largo de ese siglo mejoraron caminos, medios de transporte y servicios, y la burguesía se lanzó a conocer Europa y América. España se puso de moda como destino, una moda excitante, impulsiva, que inducía al arrebato vehemente y pintoresco. Henri Cornille, Pérez Villamil, Modesto Lafuente, José Zorrilla y Emilia Serrano reflejan la experiencia, cada uno en su estilo.

Esta leve muestra bibliográfica permite desplazarnos en el tiempo y en el espacio a través de alguna de las ediciones de sus obras.

Al lado, en Ejemplares en extinción protegidos, se enseñorea Garcilaso de la Vega, en la edición de sus obras que en 1796 realizó Antonio de Sancha. Un reconocido homenaje al poeta y a nuestros mejores impresores.

Os invitamos a conocer ambas exposiciones en el zaguán de la Casa de Zorrilla hasta el 13 de diciembre de 2015.