Nunca viene mal recordar que alante NO es un adverbio correcto. Existe delante y existe adelante, eso sí.

Ponte adelante, Pedro.
Ponte delante, Pedro.
Ponte alante, Pedro.

Y otra cosa: nada de arreglarlo anteponiéndoles la preposición a