Con frecuencia se asume que el fútbol y la literatura son campos irreconciliables, incluso opuestos. Si bien nuestra última entrevista al futbolista y ávido lector Sisinio González limaba las asperezas de dos enemigos íntimos como son el deporte rey y el arte de leer, aún nos faltaba algo; ya fuera encontrar una pasión común en los dos ámbitos o, por otro lado, que los códigos de uno supieran transmitir las emociones que suscitaba el otro. Para ello, efectuamos una nueva aproximación con las recomendaciones del periodista Antonio G. Encinas, ganador del premio Cossío 2012 por el reportaje Alemania llama a los nietos de Pepe y encargado de la información del Real Valladolid en la redacción de Deportes de El Norte de Castilla, un puesto que ocupó durante doce años en la pasada década. En la actualidad, desempeña el cargo de Jefe de sección de Local y Provincia en el mismo medio.

5. “Fiebre en las gradas”, de Nick Hornby (Anagrama, 2008)

De qué va: Una manera de comprobar cómo puede uno perder la razón cuando se enfrenta a esa pasión desbordante e irrenunciable que es su equipo de fútbol. En este caso, el autor es hincha -más bien fanático- del Arsenal, una obsesión en torno a la que gira gran parte de su vida. Y va y nos lo cuenta en una confesión pública muy divertida.

Por qué leerlo: Es una gran manera de reconocerse a uno mismo en esos momentos en los que una derrota te quita el hambre, o te cambiar el humor, o te sientes invencible porque un jugador de tu equipo cuya biografía conoces mejor que la de tu cuñado, aunque él no sepa quién eres ni le importe, haya marcado un gol al máximo rival. Muestra, con mucho sentido del humor al más puro estilo británico, cómo podemos volvernos del revés por la dichosa pelotita y nuestros colores del alma.

A mayores: El libro se convirtió en película, para los más perezosos, pero merece la pena el esfuerzo.

4. “La guerra del fútbol”, de Richard Kapuscinski (Anagrama, 2002)

De qué va: “La guerra del fútbol” es el sobrenombre que le quedó al conflicto armado entre Honduras y El Salvador de 1969. En el origen de la guerra, evidentemente, hubo más que simple fútbol: Cuestiones económicas, leyes que buscaban beneficiar a los hondureños en perjuicio de los salvadoreños que poseían tierras en Honduras y la presencia de un grupo radical antisalvadoreño, por ejemplo. Cuando ambos países se enfrentaron en las eliminatorias para el Mundial de 1970 se desencadenaron unos incidentes en el estadio que provocaron una escalada de violencia.

Por qué leerlo: No es un relato más sobre el fútbol, sino un reportaje amplio, documentado y excelente de las raíces de un conflicto elaborado por uno de los grandes periodistas de la historia, Richard Kapuscinski. Vivió en primera persona los cinco días del conflicto y lo contó en este librito breve -recordemos que en origen era un reportaje- que se lee de un tirón.

A mayores: Solamente un párrafo. “Cuando el delantero centro del equipo hondureño, Roberto Cardona, metió en el último minuto el gol de la victoria, en El Salvador, una muchacha de 18 años, Amelia Bolaños, que estaba viendo el partido sentada frente al televisor, se levantó de un salto y corrió hacia el escritorio, en uno de cuyos cajones su padre guardaba una pistola. Se suicidó de un disparo en el corazón”. Después de esta muestra, prueben a no leerlo de un tirón.


3. “Cuentos de fútbol” (1 y 2, Anagrama, 2002)

De qué va: El propio nombre de los libros lo indica… Colecciones de cuentos cortos relacionados con el fútbol.

Por qué leerlo: Porque es una gran forma de darse cuenta de que la literatura y el fútbol, o la intelectualidad y el balón, no tienen por qué estar reñidos. Grandes autores se han aventurado a escribir relatos futbolísticos. Es una especialidad muy sudamericana, con Eduardo Galeano, Mario Benedetti u Osvaldo Soriano, por ejemplo, pero también se han sumado escritores españoles como Javier Marías o Bernardo Atxaga.

A mayores: son dos volúmenes cuya recopilación corrió a cargo del exfutbolista Jorge Valdano -que además escribe uno de los relatos- y que se publicaron hace algo más de una década. Los relatos se leen con gusto y hay de todos los tipos. Con un denominador común: están muy bien escritos.

2. “Fútbol: una religión en busca de un dios”, Manuel Vázquez Montalbán (De Bolsillo, 2005)

De qué va: El nuevo opio del pueblo, la religión en tiempos del ateísmo, el pan y circo de hoy en día. Tópicos despectivos para el deporte de masas por excelencia. Manuel Vázquez Montalbán, gran periodista y tremendo culé, escribió decenas de artículos sobre el balón a lo largo de cuarenta años, y algunos de ellos se recopilaron en este libro.

Por qué leerlo: Por varios motivos. Porque estos artículos los escribió un grande del periodismo español y lo hizo con mucho sentido común y una nítida visión de futuro sobre lo que significaba -y significaría- el fútbol en este país. La rivalidad Madrid-Barcelona, el ascenso y caída de los dioses del balón, como Ronaldo o Maradona, o las oscuridades del poder oculto tras los focos son los grandes temas que aparecen en estos artículos.

A mayores: Son muchos los grandes periodistas que se han aventurado a escribir de fútbol. Junto a este ejemplo se puede recomendar “El otro fútbol”, una recopilación de artículos escritos por Miguel Delibes (editorial Destino, 1982), o el más reciente “Héroes de nuestro tiempo”, de Santiago Segurola (Debate, 2012). Otro buen lugar para encontrar artículos profundos sobre fútbol es la tienda online del blog de Martí Perarnau (martiperarnau.com), así como la revista Líbero (shop.revistalibero.com).

1. “El fútbol a sol y a sombra”, Eduardo Galeano (Siglo XXI, 2006)

De qué va: es una colección de textos sobre fútbol escritos por Eduardo Galeano, periodista uruguayo autor de varios libros. Muchos de los artículos se refieren a los grandes momentos y protagonistas de los mundiales, como el charrúa Obdulio Varela, el gol de Maradona o la figura del maldito Moacyr Barbosa.

Por qué leerlo: Es uno de los clásicos cuando se habla de fútbol y literatura. Él mismo lo define así: “Este libro rinde homenaje al fútbol, música en el cuerpo, fiesta de los ojos, y también denuncia las estructuras de poder de uno de los negocios más lucrativos del mundo”.

A mayores: Un libro que recopila los escritos de grandes autores relacionados con el fútbol es “Los Nobel del fútbol”, editado por Meteora en 2006 bajo la coordinación de Jorge Omar Pérez. Günter Grass, García Márquez o Kenzaburo Oé dejaron sus reflexiones sobre este deporte.