Alfonso Jesús Población Sáez (Valladolid, 1965) es profesor titular del departamento de Matemática Aplicada de la Universidad de Valladolid. Es responsable de la sección Cine y Matemáticas del portal de divulgación DivulgaMAT de la Real Sociedad Matemática Española, entre cuyos objetivos están mostrar la presencia y relevancia de las matemáticas en nuestra vida cotidiana, como destacar que la cultura no distingue entre las “ciencias” o las “letras”. El matemático propone media docena de lecturas para el verano, orientadas a todos los gustos y edades, dentro de la abundante oferta que existe hoy de libros con trasfondo matemático. Precisamente, esa disponibilidad hace que se muestre algo contrariado con la poca atención que prestan periódicos y medios de comunicación a este tipo de publicaciones. Además, nos deja una propuesta en forma de concurso.

5. El oro de Newton (Antonio Pérez Sanz y Joaquín Collantes Hernáez, 2014)

De qué va: Joseph, un joven alemán residente en Inglaterra, se traslada en 1936 a la Universidad de Berlín a estudiar matemáticas. La situación política le hará verse involucrado en el partido nazi, donde entra a formar parte de un grupo que expolia obras de arte procedentes de los territorios ocupados; en su caso, libros antiguos. En una biblioteca en Varsovia encuentra los conocidos como “papeles de Newton”, unos documentos sobre alquimia que pueden ser la clave para el triunfo del III Reich en la II Guerra Mundial.

Por qué leerlo: Los autores nos ofrecen un mosaico donde se encajan aventuras, intriga, pasión, arte y matemáticas; en un periodo histórico en el que la locura de la guerra arrastró a Europa a su destrucción. La novela es un apasionante juego de pistas ocultas, acertijos, alquimia y problemas matemáticos que serán la clave para desvelar el misterio del oro de Newton… sesenta y cinco años después.

A mayores: Collantes Hernáez y Pérez Sanz publicaron tres libros de cuentos con el título “Matecuentos. Cuentamates“; relatos dirigidos a alumnos de secundaria, con protagonistas reconocibles en la literatura como Harry Potter, los personajes de La Isla del Tesoro o Charlie y la fábrica de chocolate, entre otros. En cada historia se planteaban tres cuestiones a resolver. Además, Antonio Pérez fue el responsable de dos premiadas series de divulgación en televisión, Más por Menos y Universo Matemático.

4. Logicomix. Una búsqueda épica de la verdad (Apostolos Doxiadis y Christos H. Papadimi, 2011)

De qué va: El argumento alterna lo que los autores se van documentando en la realización de esta novela histórica con el desarrollo de una célebre conferencia de Bertrand Russell, en la que irá perfilando su propia autobiografía y el desarrollo de los fundamentos de la lógica a partir de la visión personal de los trabajos de sus colegas (Frege, Cantor, Whitehead, Hilbert, Poincaré, Wittgenstein, Von Neumann, Gödel, etc.).

Por qué leerlo: Quizá alguien se crea el estereotipo de que un cómic es una propuesta ligera y poco seria. He aquí el contraejemplo perfecto. Pero lo mejor es que cada uno puede decidir el nivel de profundidad al que quiera leerlo; desde la más sencilla recreación biográfica e histórica hasta la comprensión de los más profundos debates filosóficos y lógicos que conformaron el siglo XX, en los que aún estamos inmersos. Se añaden dos apéndices realmente interesantes en los que se aclaran algunas licencias tomadas, donde se desgrana cuáles han sido inventadas y de cuáles no se tienen datos, pero que se han considerado necesarias para la continuidad novelada de la historia, plena de ritmo e intriga a pesar de lo aparentemente duro que parece el tema.

A mayores: Apostolos Doxiadis se dio a conocer internacionalmente con El tio Petros y la conjetura de Goldbach, novela traducida y publicada en cuarenta idiomas. Trabaja en el estudio de las relaciones entre las matemáticas y la narrativa.

3. Hasta el infinito y más allá (Clara Grima y Raquel García Ulldemolins, 2013)

De qué va: ¿Puede un niño de seis años entender los más complejos teoremas matemáticos? A través de un estilo de cuento y aventuras, Mati irá desgranando a sus pequeños Sal y Ven aspectos que nos rodean y que pasan desapercibidos a diario. Todo ello, por supuesto, sin olvidar al mimoso Gauss, la mascota de la familia.

Por qué leerlo: Porque hay muchas matemáticas a nuestro alrededor que nos ayudan a entender el mundo, y en este libro se han disfrazado de aventuras para que sean más fáciles de comprender. Aunque las ilustraciones tienen un tono infantil/juvenil, los temas tratados son adecuados para todos los públicos. De hecho, este libro se gestó más orientado hacia los adultos (padres y profesores), con el fin de darles un excusa (en forma de cuento) para hablar de matemáticas con sus hijos o alumnos.

A mayores: Además de su trabajo académico, Clara Grima desarrolla una incesante actividad de conferencias y charlas de divulgación con un simpático toque irónico. Mantiene múltiples plataformas en la red que han recibido varios premios. Para más información, en este enlace pueden ampliarse las aventuras de Mati.

2. Los Simpson y las Matemáticas (Simon Singh, 2013)

De qué va: Además de ser una serie de culto y un fenómeno nerd, Los Simpson (y Futurama) incluyen un montón de referencias (bien elegidas, por cierto) a diversas ciencias y a la historia y literatura norteamericanas. Sus principales responsables son físicos, matemáticos e informáticos, alguno de ellos incluso doctor en esas materias. En el libro, se describen y explican los aspectos matemáticos que, en un simple vistazo, pasan desapercibidos.

Por qué leerlo: El estilo ameno que caracteriza a su autor nos ayuda a entender mejor algunos apuntes de la serie realmente desconocidos y alejados de nuestra cultura.

A mayores: Singh es también autor de dos excepcionales libros de divulgación, asequibles para personas con una formación matemática mínima, El enigma de Fermat y Los códigos secretos. Su presencia en documentales y programas de radio es habitual en el Reino Unido.

1. Lee a Julio Verne. (Susana Mataix, 2002)

De qué va: Cristina, joven estudiante de familia acomodada, vive sola en una buhardilla del centro de una gran ciudad. ¿Qué ocurriría si un día su padre dejara de pasarle la mensualidad con la que afronta sus gastos? O mejor aún, si tuviera que demostrar que merece recibirla. Junto a Beatriz y Alejandro tratará de conseguirlo, aunque en el camino tendrán que redescubrir las olvidadas matemáticas del bachillerato y releer obras de Julio Verne que, si en otro tiempo fueron agradables, ahora pueden ser un castigo.

Por qué leerlo: La criptografía (codificación de información para que no sea inteligible a terceras personas) y el criptoanálisis (el descifrado de esos mensajes) han marcado la historia de la humanidad y hoy desempeñan un papel esencial en la seguridad de las comunicaciones digitales, en los movimientos bancarios, en las señales de radio y televisión, etc. Aprenderemos algo de ello de la mano de los protagonistas a la vez que los acompañaremos en el descubrimiento de sus verdaderos sentimientos, hasta un final quizá desconcertante.

A mayores: Tras una vida profesional viajera ligada a la ingeniería, Susana Mataix, licenciada en ciencias exactas, volvió a sus orígenes aportando a la divulgación científica una mirada culta, imaginativa y profundamente femenina. Previamente a esta novela, publicó Matemática es nombre de mujer (1999), en la que recorrió la apasionante vida de ocho célebres mujeres que dedicaron su vida a un ideal no reservado para ellas. Su intención en ambas obras es “mezclar vida, matemáticas, esperanzas, ilusiones, desilusiones: en definitiva, acercar las matemáticas a la vida”.

 Mención de honor: Tu hijo puede ser un genio de las mates

  Libro repleto de juegos, acertijos, historias y actividades en un lenguaje accesible que recorre la mayor parte de las matemáticas que se estudian hasta los 12-13 años, desde qué es un número hasta la geometría o las ecuaciones.