Hasta la publicación de la Nueva gramática de la lengua española en 2009, era obligatorio el uso de la preposición “de” entre los nombres comunes que designan accidentes geográficos, plazas, calles, etc.; y los nombres propios correspondientes. Por eso, los rótulos de las calles de nuestra ciudad nombran las vías incluyendo siempre el “de”:

Calle del Perú

Plaza de Cantarranas

Camino viejo de Simancas

La excepción puede encontrarse en aquellas vías cuyo nombre propio es un adjetivo, lo cual obliga a considerar que la expresión entera es el nombre propio de la vía:

Calle Corta

Plaza Mayor

Sin embargo, en 2009 esto dejó de ser obligatorio, por considerar la RAE que esta forma de aposición especificativa está arraigada de forma muy desigual en la comunidad hispanohablante y que convertirlo en opcional no supone problema ni atenta contra la integridad del idioma.

Así pues, la rotulación que lucen las placas de las calles en Valladolid es correcta; y lo sería igualmente si el Ayuntamiento decidiera comenzar a omitir la preposición “de” en ellas.

Sin embargo, las placas con los nuevos nombres de calle asignados a las vías que ha habido que cambiar de denominación, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, continúan incluyendo el “de”.

No hay incertidumbre que valga. El criterio continúa siendo muy claro. Ahí está.