César Pérez Gellida (Valladolid, 1974) es uno de los nombres clave en la narrativa de ficción del momento. Con su trilogía Versos, canciones y trocitos de carne, compuesta de Memento mori, Dies irae y Consummatum est, ha cosechado un éxito de crítica y público que le sitúa como uno de los referentes en la literatura negra nacional.  Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y con un máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid, es uno de los escritores más activos en internet y las redes sociales, en especial, Facebook y Twitter. Le hemos pedido que nos recomiende cinco libros de temática criminal para que los amantes del género no tengan excusa para quedar insatisfechos en verano. Esta ha sido su selección:

5. Los cuerpos extraños (Lorenzo Silva, 2014)

De qué va: El nuevo caso de Chamorro y Bevilacqua se vertebra en torno al asesinato de una alcaldesa levantina, dirigente resuelta a acabar con el actual sistema de dirigentes corruptos y una de las adalides de la renovación en el modelo político tradicional.

Por qué leerlo: Porque es “una de las mejores novelas” de un escritor prolífico como pocos, con más de 40 publicaciones de ficción y no ficción, adulta e infantil, largas y breves. Con esta obra, último libro de la serie Chamorro y Bevilacqua, Silva se ha convertido, con honores, en “el padre de la novela negra española contemporánea”.

A mayores: Con La marca del meridiano, la anterior aventura de los policías más célebres de Lorenzo Silva, el escritor ganó el Premio Planeta en el año 2012. La segunda entrega, El alquimista impaciente, supuso para su autor el Premio Nadal, un galardón a cuyas puertas se quedó, tres años antes, con otra de sus creaciones más famosas; La flaqueza del bolchevique.

 

4. 60 kilos (Ramón Palomar, 2013)

De qué va: Una auténtica aventura nacional que viaja de Valencia a Madrid pasando por Tarifa, Tánger y Oporto y plagada de perdedores, narcotraficantes, chulos de burdel, empresarios corruptos, bailarinas y matones conforman un thriller con un valioso cargamento de droga como “halcón maltés” para sus protagonistas.

Por qué leerlo: Porque supone una novela “única”, con un atractivo muy especial para los lectores que suelan empatizar con los malos de la función: entre todos los personajes “solo hay criminales”.

A mayores: Pocos libros han despertado un entusiasmo en la crítica de una manera tan rotunda y unánime como 60 kilos. Su autor, Ramón Palomar, trabaja como columnista en Las Provincias. Al al margen de este trabajo de ficción ha publicado libros recopilatorios de sus textos periodísticos (El ojo y la bala, Carne, cielo y chatarra) y una obra de reflexión y memorias (Tu mentira es mi verdad).

 

3. El paciente (Juan Gómez Jurado, 2014)

De qué va: A lo largo de 63 horas desesperadas, un neurocirujano debe afrontar un duro dilema moral: su hija puede morir a manos de un psicópata si su último paciente, el presidente de los Estados Unidos, sale vivo de su última operación.

Por qué leerlo: Porque es “un thriller a la altura de muy pocos a nivel mundial”.

A mayores: A día de hoy, Gómez Jurado es uno de los periodistas más influyentes en las redes sociales. Sus novelas cuentan con un gran éxito incluso más allá de las fronteras españolas. Con El emblema del traidor ganó el premio Ciudad de Torrevieja en el año 2008. Los derechos de adaptación a la gran pantalla de El paciente ya han sido adquiridos por Hollywood.

 

2. Los pasajeros (Gabri Ródenas, 2014)

De qué va: Ciencia ficción, crítica social, superhéroes y clases de física y filosofía van de la mano en esta obra inclasificable de Gabri Ródenas, de la que añadir cualquier cosa sobre su trama podría estropear cualquier sorpresa. Bastará con señalar que estamos ante las aventuras de una vidente muy poco convencional, una filósofa que desprecia las nuevas tecnologías, una gata callejera, un niño y el espadachín más famoso de todos los tiempos… el Zorro.

Por qué leerlo: Porque es una novela “diferente y arriesgada”. Además, a diferencia del grueso de la producción habitual, de consumo rápido, de usar y tirar; la obra de Ródenas cuenta con la capacidad de dejar “poso” en el lector.

A mayores: Gabri Ródenas es uno de los escritores más honestos del panorama nacional. Su único fin es escribir sobre aquello que le gusta, al margen de modas o gustos ajenos al propio. Entre sus propias obras también destacan El búnker de Noé y Estación Orichalcum.

 

1. Ofrenda a la tormenta (Dolores Redondo, ¿noviembre de 2014?)

De qué va: La inspectora de la Policía Foral Amaia Salazar cierra en esta novela sus desventuras en el mágico territorio de Baztán, uno de los lugares más castigados por la Inquisición Española, y en los que ya se ha enfrentado a peligrosos asesinos y a algún que otro demonio interior.

Por qué leerlo: Con un poco de trampa admitimos esta novela, que no se publicará (previsiblemente) hasta noviembre de 2014, hacia la que César Pérez Gellida manifiesta un entusiasmo especial: “Necesito saber qué sucede con la inspectora Salazar”.

A mayores: Dolores Redondo consiguió un éxito tan inesperado como sonado con la primera entrega de la llamada Trilogía del Baztán, El guardián invisible, que ya ha sido adquirido por una treintena de editoriales internacionales. Tras la publicación de su segunda parte, Legado en los huesos, esta Ofrenda a la tormenta cierra la historia de una saga que ya cuenta con su buena comunidad de incondicionales a sus espaldas.