El pasado viernes, 28 de marzo de 2014, se celebró el 170 aniversario del estreno de Don Juan Tenorio en el madrileño Teatro de la Cruz. Al día siguiente, con este motivo, en el salón de actos de la Casa-Museo Zorrilla de Valladolid, se llevó a cabo una lectura pública del texto del poeta y dramaturgo José Zorrilla.

Por ello, el objetivo del refresco lingüístico de esta semana es aclarar de una vez por todas la confusión que existe respecto al primer verso del Tenorio. Muchísima gente da por bueno que el primer verso del Tenorio es:

 ¡Cuán gritan esos malditos!

 Cuando lo cierto es que, en rigor, el verso es:

 ¡Cuál gritan esos malditos!

Puede sonar raro, pero no lo es. “Cuán” equivaldría a “cuánto”; cuestión de cantidad; mientras que “cuál” equivale a “cómo”, una calificación perfectamente lícita y correcta.

Es decir, lo que José Zorrilla quiso que su don Juan, sentado en la Taberna del Laurel, dijese, es:

 ¡Cómo gritan esos malditos!

 Y no

 ¡Cuánto gritan esos malditos!