He aquí una manía muy fea (y muy incorrecta).

Cuando recurrimos a perífrasis como “tener que + infinitivo”, “poder + infinitivo”, “querer + infinitivo” y similares, tendemos a asociar el pronombre reflexivo al verbo equivocado de los dos que estamos utilizando. Es de lo más habitual… Sin embargo, me temo que:

en Me lo tienes que decir, el pronombre “me” debería modificar a “decir” y no a “tener”;
en No te lo puedes quedar, el pronombre “te” debería modificar a “quedar” y no a “poder”;
en ¿Se lo quieres decir o no?, el pronombre “se” debería modificar a “decir” y no a “querer”…

Vale la pena intentarlo. Es cuestión de pensar un poco al hablar… Ser elegante, es importante (¡me ha salido un pareado!).