y uno de mis amigos de allí, con quien suelo hablar por Skype, me dijo el otro día que ese dicho popular que usamos tanto…: “tienes más valor que don Rodrigo en la horca” se refiere a un personaje vallisoletano… ¡Qué vergüenza no saberlo! ¿Es verdad? Claro. Se refiere a don Rodrigo Calderón, el valido del valido, esto es: el segundo en el escalafón en el esquema de poder de la Corte de Felipe IV. Cuando el Rey le retiró su confianza, el “valido”, que no era otro que el Duque de Lerma (ya lo había sido con Felipe III), “compró” el cargo de cardenal de la Iglesia Católica para evitar ser juzgado. Pero don Rodrigo no fue tan audaz y fue condenado a muerte y ajusticiado en Madrid el 21 de octubre de 1621. Sus restos fueron trasladados a Valladolid algún tiempo después y su momia se conserva incorrupta en el Convento de “Las Calderonas” que él mismo había fundado. Por cierto que la momia deja muy claro que don Rodrigo, a pesar de lo que se dice, no murió en la horca, sino degollado, como correspondía a su rango.

Para saber más: Don Rodrigo Calderón: entre el poder y la tragedia, de Federico Carrascal. Ayuntamiento de Valladolid, 1998. Este libro está agotado, tendrás que buscarlo en bibliotecas…